Home / MORELIA / Los “presuntos responsables” de la masacre de Uruapan

Los “presuntos responsables” de la masacre de Uruapan

Por: Juan José Rosales Gallegos/Grupo Periodístico de Michoacán

Morelia, Michoacán, 10 de agosto de 2019
Muy “confiadas” resultaron las autoridades del estado de Michoacán.
Horas después de la aparición del macabro espectáculo en la ciudad de Uruapan, el gobierno federal deslizó sutilmente información sobre la detención de 14 personas relacionadas con el hecho. Lo que se supo fue que la policía del estado de Guanajuato, con el apoyo de personal de la Marina, detuvo a 14 personas vinculadas al hecho citado. Nunca se especificó dónde, cuando a bajo qué circunstancias fue el operativo.
Las declaraciones que hizo el secretario de seguridad pública federal, Alfonso Durazo, fueron con un claro objetivo político dirigido a minimizar al gobierno michoacano. Primero, no se mencionó que la detención se llevó a cabo en el municipio de Silao, Guanajuato, y por varias horas se permitió la especulación sobre una acción de elementos del vecino estado en territorio michoacano, generando con esto un halo de desconfianza en los cuerpos de seguridad michoacano. Segundo, no hay elementos objetivos que señalen que los detenidos, efectivamente están vinculados a la masacre de Uruapan.
Según Durazo, la razón que motivó la matanza fue, “la disputa del Cártel Jalisco Nueva Generación, y otra organización criminal, Los Viagras”.
Mientras los responsables de la seguridad de Michoacán se recluían en una sesión privada de algo que llaman, “Mesa de Seguridad”, el gobierno federal aprovechó el escenario para “colgarse la medalla” y “resolver” (con declaraciones mediáticas, sin ningún elemento jurídico convincente) el crimen, sobajando las actuaciones de la secretaría de seguridad y la fiscalía locales.
Vaya que son confiadas las autoridades del estado de Michoacán, que con su silencio fueron los primeros en validar el “presunto esclarecimiento” de uno de los crímenes más sombríos en la historia de México.
Por cierto, es cierto lo que dijo el presidente López Obrador: El acto terrorista de Uruapan es un desafío para su gobierno. Quienes quieran calificarlo como algo aislado o doméstico, se equivocan. Alfonso Durazo debería tener claro, que esta sucesión de actos de violencia para infundir temor va encaminada a algo mucho mayor que una simple disputa entre cárteles por el control de una plaza.

Print Friendly, PDF & Email

Te puede interesar

Abraham Cuevas invita a ganaderos michoacanos al Congreso Nacional Lechero

  *A celebrarse el 29 de agosto en Guadalajara, Jalisco Por Alberto Herrera/Grupo Periodístico de …