Home / OPINIÓN-COMENTARIOS / El capricho militar de AMLO ya es una realidad, ya tenemos guardia nacional

El capricho militar de AMLO ya es una realidad, ya tenemos guardia nacional

 

PynMichoacan/grupo periodístico de Michoacán

O podemos llamarla la Peje-policía federal

Cómo en Colombia en los mejores años de Pablo Escobar

En la Ley de la Guardia Nacional hay temas preocupantes como que será investigadora, pero investigadora preventiva con el Ministerio Público…

Se aprueba la Guardia Nacional en México . Lo que faltaba se hizo, ya hay Guardia Nacional a pesar de los comentarios en contra de expertos, ya hay leyes nuevas para detenciones y uso de la fuerza, aunque no se tomaron en cuenta opiniones de expertos, como los de la ONU, en materia de Derechos Humanos.

Un capricho presidencial más que se cumple gracias a su mayoría en el Congreso y a la complacencia (pagada por supuesto) de la pseudo oposición legislativa. Poco a poco va generando las condiciones para cumplir el pacto firmado en el Foro de Sao Paulo y tener las instituciones a su mando que requiere para el autoritarismo y contra la libertad ciudadana.

Tenemos una ley de 106 artículos y sus transitorios, una ley que en varios aspectos, dónde, no deja en claro varios temas. Uno es por ejemplo que habla de las atribuciones de la Guardia Nacional de proteger las carreteras, pero antes la Policía Federal tenía facultad de multar por violar las normas de circulación como el exceso de velocidad, en la Peje-policía no lo menciona, bueno a lo mejor en el reglamento de la ley lo ponen. Igualmente esperaba ver en la ley cuales eran los lugares donde estarán las coordinaciones regionales y nada.

El presidente de México siempre ataca y critica todo lo pasado pero hace lo mismo que sus antecesores, solo cambiando de nombre a las Instituciones. En tiempos pasados se creó la Secretaría de Seguridad, se crearon varias instituciones policiacas y sin mayores resultados, ahora él inventa la suya, la Guardia Nacional, pasa a la Policía Federal y a la Gendarmería a ser parte de la misma, sin dejar de poner en la Guardia Nacional a la Policías Militar y Naval. Pero no veo como con leyes y cambios de nombres se resuelva el problema, su Plan de seguridad no es claro y confiable. Ah sí es claro acaba con la corrupción.

En la Ley de la Guardia Nacional hay temas que preocupan, como que será investigadora, pero ponen investigadora preventiva con el Ministerio Público, lo que es un error, para nosotros, no para los fines persecutorios del Gobierno contra el ciudadano. Ya hay Policía Investigadora, «la Ministerial». La duda es: ¿a quién se le hará más caso? Ahora tendremos el espionaje gubernamental en todos lados, porque aunque lo disfrazan poniendo que será investigación preventiva pueden rebabar información en los sitios públicos, van a ser aunque no lo reconozcan un grupo de choque contra las expresiones de libertad y manifestaciones ya que ellos deben guardar la paz y el orden público.

Dicen que no se debe afectar la vida privada, pero facultan cumpliendo algunos requisitos que lógicamente tendrán en las 12 horas que marca la ley de parte de jueces y MP los permisos necesarios para meterse en las telecomunicaciones y poder interrogar a las personas. Otra barbaridad es que les facultan a meterse con faltas administrativas.

La mano dura del presidente se verá en los altos mandos, él nombrará al comandante y a los representantes de las coordinaciones entre las Secretarías de Seguridad, Marina y Defensa. ¿Qué no confía en sus secretarios para que ellos se hagan cargo de esos nombramientos?

El presupuesto que ejercerá será muy elevado por tanta burocracia, por ejemplo en la cadena de mando desde el comandante hasta el guardia son 15 puestos y contradiciendo su orden de quitar privilegios de funcionarios que tenían seguro gastos médicos mayores en el artículo quinto transitorio les otorga dicho seguro más las prestaciones sociales. Por favor, qué incongruencia.

Para prestar auxilio a los gobiernos locales, estatales y municipales, se firmará un convenio de colaboración, donde se pone que el costo operativo será a cargo del gobierno federal, solo excepcionalmente pagarán los locales. Esa ambigüedad va a generar complicaciones y otra situación no muy clara es que mencionan que será por tiempo determinado. Pudieron quitar eso y dejar solo que estará la Guardia Nacional por un espacio de seis meses y de no haber cumplido en ese lapso su misión podrá tener una prórroga de igual tiempo, así como dejar claro que el 50% del costo lo erogará la Federación, un 25% la entidad federativa y el otro 25% el ayuntamiento.

Ahora solo falta ver el control legislativo por parte del Senado como lo hará. Total la misma gata solo que revolcada solo se ve un cambio de nombre y dejemos que el tiempo sea quien dé la razón a quien la tiene.

Print Friendly, PDF & Email

Te puede interesar

La violencia nos ha hecho perder humanidad y solidaridad

    El miedo y el temor nos tiene atrapados Autoridades gubernamentales incapaces ante violencia …